Hipercubo

2011

Las pertenencias o agrupaciones de iguales, trajo apareado la identificación de las distintas clases sociales con determinadas tipologías de vivienda, particularmente en los barrios cerrados con las casas tipo country americanas, con todos sus componentes, techos a mil aguas, revestimiento tipo siding o ladrillo, barandas con cruz de san Andrés, cubos al cubo como mejor ejemplo de arquitectura moderna! etctodas con la misma estética, todas marcando la pertenencia, todas marcando el fracaso de la propia búsqueda...

Quizás decir fracaso suene un poco fuerte, y es quizás la fuerte y triste realidad al ver como los arquitectos (grupo dentro del cual nos incluimos) falla a la hora de ocupar un rol en la sociedad a escala doméstica.

En lo últimos años se a dado un proceso de utilisimasizacion de la arquitectura, donde cualquier persona puede aprender conectándose 30 minutos a su tele u ordenador, como fabricar una mesa, colocar un piso, hacer un techo, redecorar una habitación etc. El caso es que a partir de esto, esta persona cree que sabe de qué se trata la arquitectura y como los ejemplos en general de estos programas televisivos no son lo más acertado que se podría elegir. Entonces cuando el cliente toma contacto con el arquitecto el prejuicio que esta persona tiene de la realidad y sus necesidades no solo es erróneo, sino además está cargado de información que también es muy acotada.

Ante este escenario existen diversos tipos de posturas que el arquitecto adopta.

1- El Arquitecto Asesor: abandona su lugar de creador de Arquitectura para transformarse en un Artesano a los servicios del cliente realizando el denominado dibujito

2- El Arquitecto Copista: que indaga en el gusto del cliente para realizar un proyecto a la manera de tal o cual vecino o recorte de revista.

Dentro de este grupo algunos arquitectos reinterpretan la estética que le agrada al cliente y al cruzar esos elementos con las necesidades detectadas con el cliente logran construir Arquitectura.

Otros serían los que promueven arquitectura de cáscara vacía en la que se cometen muchas veces errores graves de funcionamiento y en general no terminan de comprender que es lo que está haciendo. (Encontrar x qués)

3- El Arquitecto Conciliador: en general encara el proyecto tratando de conciliar lo que el cliente cree que necesita y le gusta con la realidad.

4- El Arquitecto Instructor: Trata de formar al cliente con breves reseñas de historias de la arquitectura y micro cursos de funcionamiento de la vivienda.

5- El Arquitecto Impositor: el cliente no entiende y no sabe lo que quiere y es el arquitecto quien desde un lugar privilegiado quien va a salvarlo de su miserable existencia.

Está de más aclarar que estos son solo recortes representativos dentro de un espectro plagado de grises, tantos como individuos existan y que cualquiera de estas posturas es tan noble como la profundidad de pensamiento del hacedor del proyecto.

Obviamente existe como en toda profesión la chabacanería

Todos los derechos reservados G2 Estudio.